domingo, 27 de enero de 2013

MASACRE DE URIBANA.


MASACRE DE URIBANA.
 Es increíble ver como todas las supuestas confrontaciones que dicen tener los grupos de poder político y económico en Venezuela no son más que máscaras para continuar oprimiendo al pueblo.  El día 25.01.2013 le tocó el turno a esa parte del pueblo privada de libertad en el Centro Penitenciario de Centro Occidente (Uribana); víctimas ya de un modelo de sociedad  individualista, egoísta y depredador. En esta oportunidad, est@s herman@s fueron literalmente depredados, el depredador: EL ESTADO GOBIERNO y sus cómplices: medios de comunicación, partidos políticos opositores, oficialistas y pro-oficialistas, artífices todos de una estrategia de adormecimiento y desclasamiento del pueblo humilde.
Es un hecho conocido que desde hace ya varios meses se venía preparando LA CRONICA DE ESTA MASACRE ANUNCIADA, con el falaz argumento institucional enarbolado por el Estado, de la necesidad de intervenir los penales “para evitar más hechos de violencia en los recintos penitenciarios”, en especial el de Uribana. Pues bien, el viernes 25.01.2013 ejecutaron el plan valiéndose de unos acuerdos discutidos en mesas de diálogo realizadas con los voceros de los privados de libertad, entes defensores de los derechos humanos y los infames representantes de las autoridades del penal, defensoría del pueblo y demás personeros de la ministra Iris Varela. El día anterior a la anunciada requisa, Nelson Bracca, director del penal, aseguraba que esta sería “pacifica”, dejando en los familiares y los privados de libertad la esperanza de que no ocurrirían hechos que lamentar. EL PUEBLO SIEMPRE RESPETA TODOS LOS ACUERDOS, pero la verdad  es que todo estaba preparado para una celada en la que por la buena fe caímos todos. En horas de la madrugada la población penal se trasladaba al área correspondiente al campo de futbol ya que la supuesta “requisa pacifica” seria después del amanecer, pero lo que en realidad ocurrió fue que los ASESINOS EFECTIVOS MILITARES, en complicidad con las autoridades del penal, entraron desenfrenadamente con todo el odio contenido contra el pueblo;  cuando entraron vieron que ya había un grupo de personas en el campo de futbol, otros se disponían a hacerlo pensando que respetarían el acuerdo “pacifico”, el terror mayor fue para los que llegaron primero, quienes fueron literalmente “CAZADOS”.  Pudimos conversar con un amigo que estaba allá, cuya identidad omitimos por obvias razones,  y nos dijo: “marico nos disparaban como si estuvieran jugando fusilao”, muchos murieron corriendo tratando de salvarse pero no lo consiguieron mientras los guardias se reían y los mandaban a correr”, otro amigo nos dijo: “nos cazaban como conejos, nosotros estábamos desarmaos en el campo”. Según sus testimonios, junto a los funcionarios entró una mujer que al parecer era defensora de los derechos humanos, ella venía grabando, pero cuando los guardias iniciaron el tiroteo (no podían dejar pasar la oportunidad) salió despavorida, esto también facilitó la masacre. Fue cuando comenzó el mayor sufrimiento por parte de familiares y amig@s de los reclusos  que veían con horror la desfachatez del Estado que anunciaba ante los medios que todo era pacifico, hasta que los internos provocaron hechos de violencia y que por ello fue necesario repeler con algunas medidas de fuerza. Afuera,  los medios de información, o al menos sus dueños, reseñaban la “historia oficial”, aunque los periodistas después de tomar declaraciones nos advertían que quizás no salieran al aire, lo que en última instancia no dependía de ellos.  Dentro del penal todo era un infierno: correr, esconderse, saltar, ayudar al herido, mirar al compañero caído y continuar resistiendo la arremetida terrorista del Estado. Todo se tornó en correr desesperadamente para acá y para allá,  la poca información cierta que se ha obtenido no viene de la parte oficial (en la cual no creemos),  desde adentro del penal nos han dicho cómo hasta la tarde de este día 25.01.2013 habían caído asesinados más de 200 hermanos, otra información refiere la manera sádica de los funcionarios contra un grupo de cadáveres a los cuales rociaron gasolina y les prendieron fuego para golpear más la dignidad de los que resistían para salvar sus propias vidas. Con el mismo sadismo tomaron fotografías a los cadáveres y comenzaron a circularlas como un trofeo de caza. Al momento de escribir esta nota aun continuaban los actos terroristas del Estado, mientras a una buena parte del pueblo venezolano lo mantienen dormido por un lado, con la final de un evento deportivo, por otro la supuesta necesidad espiritual del pueblo pidiendo con devoción a la Divina Pastora, y realizando permanentes cadenas de oración por la salud del presidente Chávez.
A lo largo de meses todos hemos visto a la ministro Varela, el director Bracca y a gran parte de los efectivos militares haciéndose eco de la consigna “Chávez somos todos”, “Chávez corazón del pueblo” pues bien,  todas las víctimas de esta MASACRE  son gente de pueblo,  los más humildes por cierto,  entonces ahora les pregunto ¿son ustedes también los asesinos de Chávez? 

MANIFIESTO DE LIBERACION POPULAR.
¡ABAJO LOS MUROS DE LAS PRISIONES!
LARA, 26.01.20012

MASACRE Y MÁS TERRORISMO DE ESTADO.
Luego de la requisa-masacre, se generó como es natural la desesperación y angustia de los familiares y amigos por saber quiénes eran los caídos, quiénes los heridos. Sin tener cómo informarnos nos dirigimos hasta el hospital, donde por supuesto no se hicieron esperar las fuerzas represivas, que claramente se apostaron para cumplir el mandato de “mantener el orden”; para ello desplegaban todo el equipo antimotines. Pudimos observar en perfecta armonía y sincronía  a funcionarios de la Guardia Nacional, la Policía Nacional,  la Policía del estado Lara entre otros, que desde hace bastante tiempo eran incapaces de coordinar acciones para combatir la llamada inseguridad, quedando claro que a la hora de reprimir al pueblo y defender los intereses del Estado saldan automáticamente las supuestas diferencias y se unen en un solo brazo ejecutor. Más tarde llegaron los del CICPC, DISIP y DIM, realizando  un despliegue perfectamente unificado de acciones represivas en las que no faltaron empujones, golpes con los escudos, disparos con perdigones -esta vez al aire por estar en el hospital- y acciones intimidatorias por parte de los funcionarios del CICPC, DISIP y DIM que con sendas armas de guerras amenazaban a los familiares. Así mismo se observaban a los policías apostados en la parte alta del hospital apuntando a los familiares que tomaban fotografías o a  otros que se atrevían a reclamar sus derechos. Pensamos que no hubo más represalias porque allí habían medios de comunicación y gente grabando con sus celulares y eso limitó en cierta medida a los uniformados; aunque no se cuidaron de ocultar su sadismo cuando ante el dolor de los familiares y los gritos de desesperación, se burlaban en la cara de las personas que solo clamaban por conocer el estado de salud de los suyos. Tampoco faltó el cordón de aislamiento y desinformación por parte de las autoridades de la institución hospitalaria, la cual en alguna medida se comprende debido al colapso del Hospital Central de Barquisimeto. De igual manera,  en la morgue  las personas desbordadas en llanto corrían y gritaban al comprobar que allí estaban sus familiares, en tanto que otros con la esperanza de que estuvieran vivos al no encontrarlos en la morgue, rogaban que no se contaran  entre los muertos no trasladados desde el penal.  Allí nuevamente vimos a los medios de comunicación grabando tanto entrevistas como las acciones de los funcionarios terroristas, creíamos que toda esa información sería difundida y no solo el parte oficial, pero al ver la reseña en los medios comprendimos lo que los periodistas horas antes nos habían advertido “no sabemos si el canal lo saque”, y a la final apenas salieron algunas solicitudes de los familiares. Mientras todo este infierno ocurría la ministro evadía su responsabilidad y mentía descaradamente, toda vez que el  acuerdo que ella y su despacho incumplió era la realización de una “requisa pacífica”, la cual  terminó en masacre,  traslados y desalojo del penal.
MANIFIESTO DE LIBERACION POPULAR.
¡ABAJO LOS MUROS DE LAS PRISIONES!
LARA, 26.01.20012

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

cualquier comentario insultivo o degradante sera borrado sin pensarlo.